Islandia mágica (poesía)

Foto: Google imágenes

 

BAILANDO CON LA TIERRA DE FUEGO Y HIELO

 

Entre estelas de fuego y bruma,

entre los labios del misterio besando las rocas,

entre tú y yo, tierra honda,

voy bailando una danza

entretejida de vientos.

Y tú me acompañas, ojos calmos, lagos abiertos,

con los deliciosos trinos verdes de tu pelo.

Tu voz,

ancha de siglos,

me llama quedamente, sin palabras,

mientras yo

dejo caer mis pétalos de loto, buscando tu pétreo corazón:

un latido, dos, tres, tiñéndose de tarde roja…

Bailo,

bajo el soplo vasto de tus cielos,

enhebrando mi danza

en tu cadera de flores.

Laten tus hielos rítmicamente en mi frente,

y ahora soy la pura, la blanquísima

respiración de tus montañas.

Es mi danza un bucle de aves

que reverbera impactando el aire de tu boca

introduciéndose en tu pecho…

Ese pecho fiero,

sombrío y lírico,

en el que retiemblan, lo noto,

una salvaje manada de géiseres.

Con ellos estallo,

y soy tu gran burbuja ardiente,

hasta que caigo,

feliz,

agotada,

y me duermo despacito,

como una niña,

en la noche esteparia de tu piel.

Publicado en Poesías varias | Etiquetado , , , , , | 7 comentarios

Momento frente al mar

 

Momento frente al mar

Al atardecer

rueda la luz por tus mejillas

como una sonatina roja.

Aromas de sal

deslizan tu rostro hacia la perfección.

 

Ahí el mar.

Y aquí el vivo revuelo del enjambre de tu sangre.

Dos seres muy distintos,

frente a frente mirándose…

enlazando sus fondos eternos.

 

 

Las olas nunca son las mismas.

Hoy llegan a ti con la inocencia de un niño

que recoge caracolas.

 

 

Y  tus pies

son como las tenues gaviotas

que avanzan sin saber

que sus huellas las deshace el mar…

y se las bebe en una carcajada luminosa.

 

 

 

Toda tu vida hoy

ha resbalado hacia este mar

que besa la levedad de tu piel,

que diluye en aleteos de espuma tus lágrimas,

que te invita al coro solar de las gaviotas.

 

***

 

Texto y fotos de Volarela (M. Sánchez Romero)

Peñón de Ifach, playas de Altea y Benidorm.

 

 

Publicado en Fotopoesía, Poesías varias | Etiquetado , , , , , , , , | 6 comentarios

Agua (prosa poética de naturaleza)

 

En el agua de un río asomaban los dedos transparentes del tiempo.
Se deslizó por ella mi mano y la corriente entonces me agarró; me arrastró entera hacia su hondo recuerdo de cimas.
Y fui hoja flotante…
Me asombraba al reflejar la paz del cielo mientras cabalgaba en un lomo claro y alegre.
También fui gota única y esencial: espejo de frescura para las liebres sedientas.
Y luego cuerpo pasional de cascada.
Fluí…
Hasta que mi alma gimió el secreto de la vida.

 

***

Texto “Ser río” de “Buenos días, Pirineos

Publicado en Naturaleza, Prosa poética | Etiquetado , , , | 5 comentarios

Y en el río tú (prosa poética de naturaleza)

 

 

Por la corteza lisa de la adelfa suben y suben las hormigas como un rosario fervoroso de pasos diminutos. Tu pensamiento también escala, hasta mirarse en el raudo espejo de las golondrinas. Y sus destellos abren tu mente más y más…

Juega la brisa en verde, haciéndole cosquillas al río; la llama de un chopo viaja por el agua mientras cotempla tu reflejo. Y son tus ojos dos pinzones azules que juegan con las ondas.

Y tus pies acaban de descubrir el tacto turquesa  de la calma.

Una cascada tersa de paz rodea tus hombros.

El río está escalando por tu alma.

Te susurra con frescor cómo teñirte de todos los  cielos, cómo extender tus plumas por todos los valles; cómo descubrir caminos de plata que acaban en la contemplación del misterio; cómo tamizar con tu luz el colibrí del instante.

El río te conoce. Dice tu nombre al pasar, y lo va cubriendo de hojas y latidos larvarios. Él te siente, y desea llevar tu suave peso de loto sobre sus grandes manos ancestrales. Él te cura suavemente con sus burbujas lunares. Te sumerges entre sus piedras redondas hasta hacerte espejo de eternidad… Y todos los seres pasan y se miran… y se sumergen en ti…

***

Volarela (La naturaleza wn el corazón)

Publicado en Naturaleza, Prosa poética | Etiquetado , , , , , , , , , , , | 7 comentarios

El sol muere amando (poema en prosa, amor)

A veces creo que mi alma se ha tallado a fuerza de colores, de momentos, de risas a tu lado. 

Cuántas tardes compartidas, de suaves tonos en el cielo; los mismos que caían mansamente sobre la sierra de brezos, adormecida como una gata, a nuestra espalda.

El sol moría amando. Lo vimos en el trino del petirrojo y en las rosas heridas de luz. Muere amando… 

Fueron, son… tardes contigo, dejando escapar palabras como colibríes sedientos.

Tardes de seda naranja donde el sol muere extasiado en cada roca, en cada pluma, en cada tallo…; en nuestras manos.

Foto de Mª Jesús Muñoz

Publicado en Amor, Prosa poética | Etiquetado , , , , , , , , | 7 comentarios