Preguntas en la lluvia



PREGUNTAS EN LA LLUVIA…

Llueve:
Sobre el asfalto se escucha el crujido de millones de adioses; se desvanecen, se pierden por las alcantarillas. En mi ventana se adhieren las gotas apasionadamente, con mensajes de vida. Y en el aire, el poema de un pájaro se parte en cristales de lluvia espiritual.

Salgo y pongo uno a uno mis recuerdos en las púas de una rosa. Ahora son gotas prístinas pendidas de la belleza… Los almendros en flor me miran y me soplan su evanescente canto de mieles.

Empapada, me arrodillo y me mancho de dulce tierra.
La luz señala entre la hierba un caracol bruñido: trepa por mi dedo como un tirabuzón húmedo… Al llegar al final sus cuernecillos se mueven indecisos y perplejos… ¿Me preguntan?

También yo miro hacia arriba y pregunto… y tanteo con mi diminuto corazón el cielo:
¿Qué inmenso dedo me sostiene?

Gotas, gotas y más gotas son lanzadas como respuestas…

***

Texto y foto: Maite Sánchez Romero (Volarela)

Anuncios

Acerca de volarela

Entusiasta de la vida, amante de aprender, hechizada por el arte, inspirada en el misterio, aspirada por Dios...
Esta entrada fue publicada en Naturaleza, Prosa poética y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.