Comprensión (relato breve)

 

Quiero habitar los mundos superiores
de la Belleza,
la Verdad,
el Amor.
Que acaricien mi mejilla de por vida
que entren y salgan de mis labios.

Pero antes he de probar el sorbo que palpita angustiado en las cosas,
en los seres,
en mí.
Y digerirlo.
¿Es posible?
Sí.
¿Y transmutarlo?
Sí.
¿En cuánto tiempo?
Mucho…

No importa el tiempo.

Después de decirse estas palabras, la compuerta se abrió, y ella cayó hacia un brillante abismo, envuelta en un capullo dorado.

Abrió sus ojos dentro de millones de ojos pétreos. Era una más, dejándose acariciar por la mano de los siglos. Se erosinó y contempló las aristas de su cuerpo, sus deseos hechos cuarzo. Llegó a comprender a cada una de sus piedras. Se hizo agua, y luego fuego. Corrió con los pies de un huracán. Le salieron rayos en los brazos y tuvo ansias de volcán.
Más adelante despertaría con un cuerpo limitado, minúsculo, redondo y acuoso. Más que ver sentía ciertas corrientes llegar a sus pilosidades. Fue fagocitada. Tras millones de asociaciones con otras células empezó a comprender lo que era sentirse corazón, pulmón e incluso cerebro de otro. Se metamorfoseó en dañinos virus, masacró vidas siendo cáncer alocado, experimentó el alcance amoroso de las bacterias, la saña desesperada de un parásito, la ternura de una ameba hacia su piedra, la determinación de un mejillón. Se adhirió a las ballenas para no soltarse en siglos, fue garrapata de una estresada cabra y también flor y también serpiente y olivo y pez y lombriz y… cacareó, galopó, pió, piafó, rebuznó, polinizó, desovó, empolló, parió, voló, nadó, aulló, mordió, lamió, trepó, chilló, mató, sobrevivió, nutrió, desgarró, enfermó, huyó, emigró, copuló, bramó, escarbó, gruñó, cortejó, cantó, caminó, se erigió…, balbuceó, habló, habló…

Habló hasta desgastar las palabras.
Ahora calla.
Mira a todos sus hermanos.
Y los comprende.

Anuncios

Acerca de maite

Amante de los libros, el arte, la naturaleza y los viajes. Y difundiendo todo esto en la medida de lo posible.
Esta entrada fue publicada en Prosa poética, Relato breve y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.