Una gota, un pétalo

Una gota de rocío
condensada,
naciendo sobre un pétalo
se redondea, se hincha y crece
hasta reflejar la faz redondeada del mundo.
Su inmenso orbe de moléculas descansa en equilibrio
sobre un pétalo rojo.

El sol le suma vida, la hace brillar,
pletórica,
reflejo de mares insondables,
inmenso espejo entre la bruma.
Y el mismo sol
le quita luz,
le resta, poco a poco,
el agua, su sonrisa de cristal.
La va secando
sobre la quietud roja
del pétalo.

Un pequeño esqueleto mineral
es lo que queda
de la gota muerta;
una huella de lo inconcebible
marca la piel roja del pétalo,
su solitaria carne atardecida.

El pétalo ya no es el mismo,
y ahora
se mece
cada madrugada,
esperando,
sin brisa.

*********************

Imagen: heavenriver: http://heavenriver.deviantart.com/

Anuncios

Acerca de maite

Amante de los libros, el arte, la naturaleza y los viajes. Y difundiendo todo esto en la medida de lo posible.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.