El último tacto

Una sombra roja
resbala
por la espalda rota
de un ruinoso
muro.
Presiente
el último tacto del sol.
El último
tacto.

Las encinas negras se arquean
sin hojas, sin brisa,
soldando sus brazos al estridente
anhelo de la tarde.
Mientras,
el aire cae,
a pequeños pedazos asmáticos,
sobre la sabana.

Tres avestruces desentierran su cabeza,
se sacuden los vientos gemidores de sus plumas.
Olfateo
en la tierra el rastro de tu paso
y huyen gacelas de pupilas encendidas.

Tan sólo una flor,
una flor sin pétalos
me está
mirando.
Durante siglos,
sus pétalos fueron arrastrados
por un arroyo sin freno.
Durante siglos.

Te busco,
como la flor sin pétalos
que me está mirando
busca
lo que le hizo
flor.
Ambas sentimos
en nuestras venas decolorarse
el último tacto del sol,
el último
tacto.

**********

Imagen: Justin R. Christenbery: http://onelifeoneart.deviantart.com/

Anuncios

Acerca de maite

Amante de los libros, el arte, la naturaleza y los viajes. Y difundiendo todo esto en la medida de lo posible.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.