No cayeron olivas

NO CAYERON OLIVAS

No cayeron olivas,
cayeron palabras descosidas del cielo.

Y dardos de luz escaparon de las ramas del olivo
penetrando la tierra
ávida de respuestas.

En un verde silencio retumbaban las pezuñas de caballos liberados;
sus crines como horizontes despertaron a los durmientes,
y fueron amaneciendo uno a uno
como tiernas setas incoloras y sedientas.

¡Cómo recoger tanta belleza desbordada!
La carne del olivo era de sueños.

Todos se lanzaron con sus cestos.
Todos se saciaron y besaron,
mitad hombres, mitad dioses;
cada uno encontró su mensaje secreto.
Y entre todos rodearon al árbol de piel de nácar,
mientras la Tierra reía por el espacio.

https://dl-web.dropbox.com/get/Public/M%C3%9ASICA/14.%20Concerto%20No.%2011%20in%20D%20Major%2C%20RV204%20-%20II.%20Largo.mp3?w=3509eedc
Vivaldi. Largo

Anuncios

Acerca de maite

Amante de los libros, el arte, la naturaleza y los viajes. Y difundiendo todo esto en la medida de lo posible.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.