Ya es la hora

 

 

Ya tienes sonrisas escarlata bordadas en la espalda,
cielos que acaban de anidar en tus pupilas,
pies de hilo, vientre de seda,
pecho bruñido a golpe de auroras;
nuevo tacto,
nuevo corazón perlado para amar.
Y un horizonte de flores inmensas se vislumbra por tu orificio.

Rasga, rompe tu capullo.
Ya es la hora.

Anuncios

Acerca de maite

Amante de los libros, el arte, la naturaleza y los viajes. Y difundiendo todo esto en la medida de lo posible.
Esta entrada fue publicada en Poesías varias y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.