Ya es la hora

 

 

Ya tienes sonrisas escarlata bordadas en la espalda,
cielos que acaban de anidar en tus pupilas,
pies de hilo, vientre de seda,
pecho bruñido a golpe de auroras;
nuevo tacto,
nuevo corazón perlado para amar.
Y un horizonte de flores inmensas se vislumbra por tu orificio.

Rasga, rompe tu capullo.
Ya es la hora.

Anuncios

Acerca de volarela

Entusiasta de la vida, amante de aprender, hechizada por el arte, inspirada en el misterio, aspirada por Dios...
Esta entrada fue publicada en Poesías varias y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.