Y una curva y otra

Una curva, y otra y otra
y otra.
Zigzagueo
como el tiempo entre las olas,
como la mosca
en su rosada eternidad.
Y como la arena del reloj
me precipito,
desintegrada flecha,
ojos de halcón
atravesando la materia.
Caigo
largamente,
hasta que una estrella explota
de celeste alegría.

Levantada esta mañana
como una montaña
me dirijo a soplar
los temores de los niños.

Más allá de la materia,
enguantada en libertad,
más allá de las calles
de los locos sentidos,
más allá
soy águila de cien plumas,
y en cada aleteo
cien arco iris se desprenden.

Y una curva
y otra
y otra.

Anuncios

Acerca de maite

Amante de los libros, el arte, la naturaleza y los viajes. Y difundiendo todo esto en la medida de lo posible.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.