Te dibujaba

 

TE DIBUJABA

Sí,
te dibujaba en la corteza sinuosa del agua, desde el fondo, trazándote el alma con luz de algas azules; trazándote el corazón abierto con tinta de diamantes.

Te dibujaba con sonrisas de espuma iluminada. Y entonces escaparon, en un roce de dedos, miríadas de conchas voladoras.

Y entonces llegaste, cabalgando sobre el tiempo. Me tomaste de la mano. Ascendíamos, mientras nuestros reflejos caían, besando el agua. Una serpiente de rosas amarillas enlazó nuestros pies.
Y los rayos dibujaron nuestras dos siluetas con sus gloriosos dedos.
Y todavía permanecen, imborrables, en su cielo santo.

Anuncios

Acerca de maite

Amante de los libros, el arte, la naturaleza y los viajes. Y difundiendo todo esto en la medida de lo posible.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.