Desprendimiento

Pintura sobre seda: Makuchkina Juliya

Me preguntas
por qué sonrío mientras vaga mi mirada
por las esquinas blanqueadas del tiempo.
Y es que pienso
en aquellos momentos
en que tantas veces
el sol se ha ocultado en nuestros labios;
en los que un hermoso rosario de pirámides
serpentea de tu mano a la mía;
en esa gasa de caricias
como nubes sin destino
remontando el cielo de la dicha.
Pienso en esos ángeles que brotan de nuestras pupilas,
en esa alegría espejeante que flota,
burbujea, abre la piel,
los labios, el alma,
y abre y abre,
desprendiéndonos…
hasta caer en la dulce espesura
del otro.

Anuncios

Acerca de maite

Amante de los libros, el arte, la naturaleza y los viajes. Y difundiendo todo esto en la medida de lo posible.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.